Malargue: acuerdo con el FMI ¿peligro de nuestros recursos naturales?

July 30, 2018

 

 

El enorme nivel de endeudamiento que lleva a cabo el gobierno nacional y que se traslada a la provincia de Mendoza y al municipio de Malargüe, viene acompañado por recetas del FMI que impactan directamente en nuestra vida cotidiana.

La garantía que pone el país para solicitar deuda al FMI son los recursos naturales: nuestros bienes comunes. La explotación de estos recursos está y estará cada vez más en manos extranjeras. Esto llevará a un ajuste, a una represión y a un achicamiento aún mayor del estado para poder pagar a los acreedores externos.

 

La provincia de Mendoza debe achicar este año un monto de 4100 millones de pesos en su presupuesto para cumplir las metas del FMI https://www.diariouno.com.ar/mendoza/de-marchi-el-recorte-no-es-ajuste-es-ordenamiento-20180723-n1645858.html). Los gobiernos nacionales, provinciales y municipales necesitan entonces un control sobre los recursos naturales y un agrandamiento del aparato represivo ante el aumento del desempleo y de la pobreza, que irán creciendo a raíz de los recortes presupuestarios. 

 

El oficialismo acaba de involucrar a las fuerzas armadas en la represión interna para endurecer la custodia de los recursos y reprimir las protestas sociales que inevitablemente irán creciendo.

Se construye una base militar de EEUU en las cercanías de Vaca Muerta en Neuquén con la excusa de “ayuda humanitaria” (https://www.clarin.com/politica/unidos-construira-base-ayuda-humanitaria-neuquen_0_B1txmiW1m.html). En esta línea, en Malargüe, el oficialismo presentó un proyecto para colocar gendarmes en la zona de Vaca Muerta donde las empresas extranjeras extraerán petróleo y donde sin lugar a dudas irán creciendo los despidos y las luchas sociales (http://elreportero.org/?p=3616).

 

La misma política en la nación, en la provincia y en el municipio: entregan los

 recursos naturales a países extranjeros, toman deuda que pagaremos durante generaciones, otorgan cada vez menos presupuesto al funcionamiento del estado (salud, educación, seguridad, trabajo, ciencia, etc.), y refuerzan la represión sabiendo las consecuencias que traerá el ajuste. 

 

En Malargüe aumentan los despidos en el petróleo y en el estado, y el empleo prometido desde hace años nunca llega. Se siguen llevando nuestros recursos y seguimos sin gas natural ni cloacas entre otras grandes necesidades que no se resuelven, mientras aumenta la planta municipal con amigos y parientes a dedo y sin concurso.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guaymallen organiza la solidaridad ante la cuarentena

April 1, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

March 29, 2020