Un nuevo “pacto de olivos” a la cuyana

April 26, 2018

En abril estalló el tablero político al conocerse el acuerdo entre el gobernador y la senadora de La Cámpora, Anabel Sagasti, por el cual se comprometen a votar los proyectos centrales de cada uno: la ampliación de la Corte de 7 a 9 miembros y la incorporación de los juicios por jurado.

 

El pacto tuvo y tiene distintas aristas y consecuencias. Por un lado, ha tensado las principales internas políticas dejado al PJ a punto de quiebre. “Esto es peor que darle la reelección a Cornejo”, habría dicho Giménez, el intendente de San Martín; el diputado nacional Miranda amenazó con echarlos del PJ; la senadora provincial Fadel sostuvo "es un pacto espurio entre Cornejo, un sector del ciurquismo y el kirchnerismo"; y hasta aliados cercanos de La Cámpora, como el diputado nacional Guillermo Carmona, afirmó en un tuit: "prestarse a esta maniobra es un acto de absoluta irresponsabilidad, no quiero que mi provincia sea como la Jujuy de Morales". En un comunicado firmado por varios representantes del PJ se sostuvo que el pacto es: "un avasallamiento institucional con el fin de lograr una mayoría automática en el máximo tribunal".

 

Por otro, no sólo en el en el PJ se tensaron las contradicciones, ya que el PD (integrante del Frente Cambia Mendoza) publicó un comunicado cuestionando esta maniobra: “a más de diez años del anterior, esta nueva reedición del pacto entre Cornejo y el kirchnerismo representa un retroceso de la institucionalidad democrática mendocina".

 

En política, el acuerdo posibilita al gobernador obtener los votos necesarios para ampliar la Corte después de dos intentos fallidos, en momentos en que se produce la renovación de legisladores a partir del 1 de mayo. Lucas Ilardo, referente de La Cámpora, argumentó que “el gobernador se abrió al dialogo” y “renunció a su intento de reforma de la Constitución para ser reelecto”, justificando el acuerdo en las “buenas intenciones y la palabra del gobernador”. Los que ayer se presentaban como el “ala dura del peronismo” contra Cornejo, hoy terminan realizando un acuerdo clave con él. Cornejo, igual que Macri, con esta iniciativa busca colocar como referentes de su oposición a los sectores ultra kirchneristas, para polarizar con ellos; al tiempo que introduce una bomba política al interior del PJ en vísperas de un año electoral. A la vez, Cornejo juega con fuego, ya que este acuerdo agudiza las contradicciones de su frente y de su propio partido y genera una opinión compleja en el sector social que lo votó.

 

Públicamente cada uno de los actores afirma que el acuerdo es para mejorar la situación institucional de la justicia, sin embargo los verdaderos motivos eclipsan las supuestas buenas intenciones. Desde los objetivos del gobernador: controlar la corte, posibilitar la reelección, evitar futuros procesamientos; desde La Cámpora: facilitar la obtención de puestos claves en la misma justicia.

 

Si bien los juicios por jurado son un reclamo de amplios sectores progresistas, la forma de conseguirlos mediante pactos espurios y sin el debate y la movilización popular, termina carcomiendo la importancia de esta medida. Ni uno ni otro están buscando resolver los serios problemas judiciales que existen, sino ampliar sus áreas de poder, control e influencia en la justicia.

 

Es necesario un profundo debate sobre la justicia, haciendo parte a todos sus actores, discutiendo sobre su carácter, su funcionamiento y posibles soluciones, buscando desmantelar los acuerdos e intereses corporativos que protegen a los que saquean y condenan a los de abajo; es decir, impunidad para pocos e injusticia para muchos.

 

Como se expresaba en el Martín Fierro “la ley es tela de araña (…), no la tema el hombre rico, no la tema el que mande, pues la rompe el bicho grande y solo enreda a los chicos”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Mendozazo

April 4, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

April 4, 2020

March 29, 2020