Un aporte al debate: reflexiones sobra las paso 2017

August 28, 2017


Pasado un tiempo prudencial de las elecciones del 13 de agosto, podemos dar una vuelta de tuerca a las primeras reflexiones “en caliente”, y sin ocultar que pesa sobre nosotros no haber logrado el 1,5% necesario para pasar como candidatos a las elecciones de octubre de 2017.
Creemos necesario plantear dos prevenciones sobre algunas actitudes frecuentes. La primera es no enojarse con los resultados y con los votantes. Es bastante penoso escuchar y leer a militantes “progresistas e ilustrados” que insultan a los ciudadanos (sobre todo a los más perjudicados por la política actual) tildándolos desde idiotas hasta desclasados porque no votan conforme a sus deseos y cálculos. Nuestra obligación es estudiar y analizar las causas profundas de ese comportamiento electoral, comenzando por nuestras propias dificultades o errores.


La segunda es no dejarse engañar por la puesta en escena, las cifras escamoteadas o dibujadas, las lecturas sesgadas o directamente las mentiras sobre el resultado electoral de las PASO. Comenzando por el show montado por el macrismo.


Siempre hemos opinado que las PASO son un gran montaje proscriptivo que, tras una fachada democrática, impone una primaria para empujar una segunda vuelta tipo ballotage, donde solo se vote entre variantes de las clases dominantes, según la polarización armada. Ahora se discute si ganó Cristina o Macri. Pregunta inútil porque en las PASO pierden fundamentalmente las agrupaciones políticas que no superan el piso de 1,5% para cargos nacionales y 3% para cargos provinciales. También ganan o pierden los que arman listas internas dentro de un espacio político para definir la lista de candidatos definitivos a las elecciones “verdaderas” definitivas, esto es octubre. Ni Unidad Ciudadana, ni Cambiemos presentaban en Provincia de Bs. As. (la gran batalla) listas internas, y sus precandidatos habían sido ungidos por el dedo de Cristina y de Mauricio.


Entonces no es cierto, salvo para generar efectos políticos e inducir significaciones, que Macri le haya ganado a Cristina, o ésta al presidente. Porque no competían entre sí, ni con nadie. Tanto Cristina Fernández, como Esteban Bullrich, Sergio Massa y Florencio Randazzo serán en octubre candidatos a senadores por Bs. As. Pero ya se instaló la idea de definir entre Cristina o el “cambio”, desplazando a los restantes competidores.


En Mendoza sí competían 3 listas internas del PJ (SOMOS Mendoza). Y en Cambia Mendoza, la lista oficial de Cornejo competía con una lista muy “recortada” de la oposición partidaria. La pregunta más simple y escondida es ¿por qué debemos definir la interna partidaria del PJ o la UCR los que votamos a otros partidos? ¿Por qué se induce a votar por variantes de los partidos mayoritarios a quienes profesamos otras convicciones? ¿Por qué esa calificación de votos inútiles a los que escapan de opciones forzadas?


En esta imposición (ya transitada) de dos opciones únicas habría que buscar la explicación de los resultados electorales. Tanto el Radicalismo-Cambiemos como el Peronismo-Volveremos han jugado con esta polarización brutal que sigue empujando a los trabajadores y al pueblo a dos falsas salidas. “Si no querés el ajuste antipopular sólo Cristina te salva; si no querés volver a los males del populismo K, la única salida es el cambio M”.


Muchos votos a los candidatos de Cornejo en Mendoza serán de clases, fracciones y sectores sociales ganados política e ideológicamente por el discurso del orden; sin embargo, seguramente muchos otros son de sectores desencantados con las medidas del “Cambio”, pero que aún no pueden borrar de su memoria a Lobos, Miranda, López Puelles, Paco Pérez ó Cristina.
Yendo ahora a las cifras electorales ¿qué comparar? Deben evitarse las comparaciones sesgadas según conveniencias. Para una comparativa histórica pertinente hemos confeccionado el siguiente cuadro con las tres últimas PASO:
 

Referencias: Se compara solo la categoría Diputado Nacional (cambian valores si se toman las presidenciales o gobernador). Los porcentajes se expresan sobre total de votantes, incluyendo los votos no afirmativos.

 (1) 11 agosto 2013. Escrutinio definitivo: 3944 Mesas; 1.307.406 inscriptos; 79,89% de votos. En https://www.pjn.gov.ar/cne/secelec/secciones/resultados/info.php?eID=235&dID=13&GP=1
(2) 9 agosto 2015. Escrutinio definitivo: 3997 Mesas; 1.363.969 inscriptos; 78,60% de votos. En https://www.pjn.gov.ar/cne/secelec/secciones/resultados/info.php?eID=298&dID=13&GP=1
(3) 13 agosto 2017. Escrutinio provisorio de 4.037 Mesas (98.01% sobre 4.119 mesas y 1.407.811 inscriptos); 76.80% de votos. En http://resultados.gob.ar/escrutinio/dat13/DDN13999A.htm
(4) UCR y PD-PRO van separados en 2013 y se unifican en Cambia Mendoza en 2015.
(5) El Frente Amplio Progresista de 2013 se separa luego: los seguidores de Carrió van a Cambia, los de Stolbizer van como Progresistas en 2015, y en 2017 se unen con Massa. Deben tenerse en cuenta las particularidades de la alianza Cambia Mendoza que incluye a Socialismo, Libres de Sur, Fte Renovador.


Vale la pena mirar bien las cifras para desmitificar algunas interpretaciones dominantes en los medios de comunicación. Cambia Mendoza mejora solo 1.70 puntos porcentuales respecto 2015, pero ha perdido votos absolutos respecto a la excelente elección del radicalismo (Cobos) de 2013, pese a que ahora suma aliados.


SOMOS Mendoza mejora 2.11 puntos la elección del FpV 2015, y suma más de 80.000 votos a la pésima elección del 2013. El FIT mejora 1.5 puntos porcentuales sobre 2013, pero pierde unas décimas respecto a 2015.


Cabe recordar que estamos comparando PASO; y que, en las definitivas 2013, Cobos llegó casi al 50% de los votos, y Del Caño con 14% obtiene una banca de diputado nacional. Demostrando justamente que las PASO operan para una decantación del voto, reforzando alguna tendencia y desestimando a los “perdedores”.
¿Qué podemos decir de los números expuestos? Cornejo se apresura a dar por plebiscitada su gestión con el 40%, y mete acelerador para su proyecto de ajuste antipopular. Ejemplos: ítem aula para todos los empleados públicos, cambios educativos regresivos y fracking petrolero. Desde la oposición se observa que el 60% no aprueba su gestión. El problema, desde el punto de vista de los intereses populares, es que no hay unidad en un programa común. El PJ, FIT, PI, PTP, Podemos, Encuentro por Mza, y los votos blancos y nulos, expresan rechazos desde diferentes posiciones muy heterogéneas.


El peronismo con el nuevo sello Somos Mendoza, más que lamentar el 2° lugar, sigue empeñado en definir hegemonía y liderazgo interno. Si bien ganaron los caciques departamentales tradicionales del PJ (“Nueva conducción”), en los municipios donde el PJ no es gobierno se impuso la lista cristinista, relegando a los históricos azules al 3er lugar.


El FIT mantuvo su tercer puesto, aunque con un virtual estancamiento menor al 10%. Hubo un sorpresivo Protectora-PI que se arrimó casi al 8%. Este último agrupamiento contó a su favor con un eje de campaña que atravesó a diversos sectores sociales (como son las tarifas de gas), con la coyuntura de su aumento, y con una inocultable ayuda de ciertos aparatos mediáticos. También ronda la sospecha de ciertos guiños oficialistas a este tipo de oposición.


Cuidado con las conclusiones apresuradas, que ponen en la decisión de cada persona individual, razones políticas complejas que solo están en la cabeza de los analistas y cuadros políticos. Por ejemplo, que alguien vote a Macri /Cornejo no tiene por qué significar un aval al ajuste. Puede ser un rechazo a un intendente local, quien durante 10 años se enriquecía mientras las calles se llenaban de pozos. O una expectativa de mejora basada en un convencimiento ideológico. Al igual que en la década de los 90, será necesario una ardua batalla ideológica, cultural, mientras encabezamos las luchas por las reivindicaciones de los sectores populares, por los derechos democráticos y en defensa de la soberanía nacional.


Respecto a nuestra actuación podemos realizar algunas reflexiones iniciales.
 

 Referencias:
1a Sección: Capital, Guaymallén, Las Heras, Lavalle.
2da Sección: Maipú, San Martín, Junín, Rivadavia y La Paz (No presentamos en Santa Rosa).
3ra Sección: Godoy Cruz, Lujan, Tunuyán, Tupungato (San Carlos desdobló elección municipal).
4ta Sección: San Rafael, General Alvear, Malargüe.


Fue una decisión correcta la de construir el Frente Popular, y mantenerlo pese a las diversas presiones en contra. No obstante la decepción de no haber llegado al 1,5%, se han abierto interesantes perspectivas de acumulación, si sabemos trabajar sobre las semillas sembradas y cultivar las múltiples relaciones, amigos, simpatizantes y contactos logrados.


Ha sido emocionante y estimulante recoger las muestras de simpatía, de adhesión explícita, de testimonios de votos muy conscientes a nuestra fuerza. Tuvimos que reemplazar falta de aparato con el despliegue y sacrificio de decenas y decenas de compañeros y compañeras. Ahora corresponde trabajar con ellos para llegar a varios miles más. Pagamos un precio por la falta de experiencia electoral en la campaña, el manejo de los medios y los spots, etc. Batallamos duro para que algunos medios nos sacaran, siendo notable el trato desigual que nos daban (ejemplos Radio Mitre y MDZ; el Uno nunca nos sacó, etc.).


Es muy positiva la unidad de las seis fuerzas que componemos el Frente y es imprescindible agrandar el espectro. El resultado electoral no ha cerrado las expectativas basadas en haber llegado a casi toda la provincia, sumando a muchos independientes. No se pueden desmerecer logros como la propuesta de un programa muy completo, abriendo debates sobre temas que nadie quiere tocar como la tierra y la droga.


Es momento de mantener iniciativas: afrontar las elecciones en Malargüe y San Carlos; realizar un Encuentro y celebración del Frente provincial y por zonas; establecer una agenda política y posicionarse (declaraciones, presencia en actividades, etc.).


Por último, cabe reiterar que los avances son fruto del trabajo conjunto y no de algún candidato en particular. Muchas manos anónimas contribuyeron detrás de cada aparición mediática. Apropiarse de los 12.000 votos y trabajar para transformarlos en fuerza organizada en cada departamento, para encabezar las luchas y para multiplicar los votos en una próxima elección. Esos son los desafíos.


Mendoza, 25 agosto de 2017
Carmelo Cortese
(Pre-candidato a Dip. Nac. PTP

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guaymallen organiza la solidaridad ante la cuarentena

April 1, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

March 29, 2020