¿Quién paga el ajuste?

February 20, 2017

 

El gobierno de Cornejo se presenta como “ordenador de las cuentas fiscales” ante la crisis dejada por el gobierno de Paco Pérez, sosteniendo que no hay plata y que hay que reducir el gasto presupuestario.

Sin embargo a más de un año de su gobierno las medidas que ha adoptado demuestran que el ajuste lo está pagando el pueblo mientras que los grandes grupos que se beneficiaron con el kirchnerismo y que hoy se benefician con el macrismo no sólo  no han sido afectados sino que incrementaron sus ganancias.

Mientras en el 2016 la inflación por lo menos llegó a un 40%, con el aumento desmedido de los precios y se aplicaron impuestazos y tarifazos (sólo el transporte aumento en un año el 100% de su valor), el gobierno impulsó o decreto aumentos salariales de un 18% y ahora en medio de una nueva oleada tarifaria promueve el 17%.

Mientras se reducía la actividad económica por las políticas de ajuste y comenzó una ola de despidos y suspensiones, el gobierno provincial no impulso un plan de obras o trabajo para contrarrestar esta situación, por el contrario promovió los despidos y privatizaciones en el Estado como se evidenció con la empresa provincial de troles.

Mientras la provincia viene atravesando una profunda crisis agrícola, con la pérdida de producción, el aumento de fincas en remate sobre todo de pequeños y medianos productores, no hubo ni hay medidas para afrontar esta problemática, es más se ha incrementado la importación de vino de Chile sin ninguna regulación.

Por su parte con medidas como el ítem aula o la baja en las suplencias docentes (que incluían las artísticas), se demuestra la noción de educación y cultura que tiene el gobierno, es decir una educación y una cultura como negocio, con trabajadores por productividad sin importar sus condiciones de trabajo.

Ajuste y endeudamiento

Es decir el gobierno “ordena las cuentas” sobre la base de reducir el gasto destinado a los trabajadores (salud, educación, etc), y busca aumentar la recaudación incrementando los impuestos que afectan sobre todo a los sectores populares.

A su vez  ha impulsado un brutal política de endeudamiento que hoy alcanza los 24 mil millones de pesos, es decir más de un tercio de nuestro presupuesto provincial ($66.000 millones). Si bien la deuda durante los últimos años de Pérez se duplicó, el gobierno de Cornejo ya la incrementó entre refinanciaciones y nueva deuda en más de $10 mil millones (sólo el bono internacional fue de 500 millones de dólares). Sin investigar el origen de la deuda y convalidando en definitiva los negociados del paquismo, se está adquiriendo deuda nueva para pagar deuda vieja y pateando el problema para adelante.

Los argentinos ya conocemos a donde llevan las políticas de endeudamientos que luego estallan como burbujas. No es sólo un problema de futuro (ya que hay pagos previstos hasta el 2031), sino que es un problema actual, por ejemplo este año hay vencimientos entre capital e intereses superiores a los 7 mil millones de pesos es decir un monto similar al destinado para salud.

Que el ajuste lo paguen quienes lo provocaron

El gobierno no cuestiona las gigantescas ganancias de los grandes monopolios que se llenaron y se llenan de plata, no toca a las grandes bodegas exportadoras que continúan facturando millones a costa del bajo precio del vino local, no adopta medidas para regular a los grandes supermercados e intermediaros que ganan millones pagando monedas a los verdaderos productores y subiendo los precios a los consumidores (sólo durante el 2015 los supermercados facturaron más de $22 mil millones) y sobre todo termina aceptando los planes del gobierno nacional que continúa acaparando los fondos de coparticipación que le corresponden a las provincias.

Por eso es necesario profundizar la unidad de los distintos sectores populares en un paro nacional para frenar el ajuste e impulsar medidas de emergencia que permitan afrontar las graves problemáticas sociales:

- Impuesto especial del 3% a la facturación de los grandes monopolios. Las 100 empresas más importantes de la provincia facturan el 50% de la producción local.

- Recuperar el porcentaje de Coparticipación de un 30% a un 58% como se legislaba previó al menemismo, duplicando en los hechos la Coparticipación actual.

- Suspender e investigar la deuda pública provincial, deuda de origen fraudulento principalmente adquirida por los grupos económicos cercanos a los gobiernos de turno.

Facundo Guerra

Por el PTP (Partido del Trabajo y del Pueblo) en el Frente Popular

20/02/17

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Guaymallen organiza la solidaridad ante la cuarentena

April 1, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes

March 29, 2020